Cultura

IV Bienal Flamenca de la ONCE en Granada

El Teatro Alhambra de Granada acogió el pasado 26 de octubre la gala de entrega de premios a los nuevos valores que otorga la Bienal Flamenca ONCE Andalucía. Una noche de embrujo y duende en la que la cantaora onubense María Rodríguez, ciega de nacimiento, la cordobesa Rocío Luna y el guitarrista granadino ‘El Fresquito’ recibieron los premios a los nuevos valores 2012, en un acto cargado de emoción, capacidad y, sobre todo, de talento.

Instante de la actuación de María Rodríguez

Este año, la IV edición de la Bienal de la ONCE concedió el Premio Nuevo Valor a la artista con discapacidad a la onubense ‘María Rodríguez’, ciega de nacimiento, que recibió el galardón de manos del secretario general de Caja Granada, José Antonio Montilla. En la modalidad de cante el premio fue para la cordobesa Rocío Luna, que recibió la estatuilla del director general de Acción Cultural y Promoción del Arte de la Consejería de Cultura, Sebastián Rueda. Y el premio a la guitarra al granadino Jorge Espejo, ‘El Fresquito’, que le entregó la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María Ángeles Carrasco.

El flamenco onubense estuvo presente en el acto gracias a la actuación de María Rodríguez. Madurez, dulzura y Juventud. María conquistó las tablas y cautivó al público asistente con su voz nítida, limpia, aterciopelada en el fandango al estilo Rebollo de su pueblo, Moguer, con letra de Juan Ramón Jiménez, y luego con un valiente largo de Alosno y una soleá.

Capacidad. La ceguera de nacimiento no le ha impedido a María crecer entre saetas para llegar a esta Bienal Flamenca de la ONCE con una voz conquistadora de pasiones. Y anoche dio un paso más en su trayectoria con un premio que la ONCE otorga para descubrir a los nuevos talentos en el arte más universal que haya dado nunca Andalucía.

Rocío Luna comenzó con un cante por tangos y acabó por bulerías y un fandango con el que cautivó al Teatro. Natural de de Cañada del Rabadán, la joven promesa de 14 años comenzó a cantar a los nueve años y desde entonces no ha dejado el flamenco como vínculo, siempre de la mano de su profesor y su escuela, Fernando Rodríguez. Este es el tercer premio de prestigio que recibe este año tras el Melón de Oro ganado en el Concurso Nacional de cante de Lo Ferro en Murcia, un referente del mundo flamenco, o el primer premio del Festival de Mairena del Alcor (Sevilla), entre otros muchos.

El otro de los galardonados, el ‘Fresquito’ interpretó una taranta que dedicó a José de la Vega y luego tocó unas malagueñas acompañando al cante a Álvaro Rodríguez, ganador del concurso de Diezma. El guitarrista agradeció a la ONCE el premio, pero sobre todo, por abrir las puertas del flamenco a la sociedad, subrayando la labor social de la entidad en la actualidad.

Tras las actuaciones de los premiados, la primera bailarina del Ballet Flamenco de Andalucía, la granadina Patricia Guerrero, bailó con el almeriense Eduardo Leal la taranta ‘En Sueño’ de la última producción artística del Ballet que dirige Rubén Olmo, ‘Metáfora’, que va a iniciar la próxima semana una gira internacional que arranca en Atenas.

Bailó al día siguiente de volver a triunfar en Sevilla en otro escenario y después de saber que había sido premiada con el Giraldillo a la artista revelación de la Bienal de Flamenco. Bailó feliz en su casa. Fue un broche de oro a esta IV Bienal Flamenca ONCE Andalucía que reivindicó una vez más a Lorca en los valores de sentimiento y solidaridad que encierran el flamenco.

Instante de la actuación de Rocío Luna

En la gala de entrega de premios, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, defendió al flamenco como un medio de integración en la sociedad y pidió “imaginación, esfuerzo y coraje” para hacer del flamenco también un motor de desarrollo para Andalucía. “Hoy más que nunca –dijo- es el momento de apostar por el flamenco para generar riqueza, no llanto; para profundizar en su complejidad con rigor y con profesionalidad, porque no hay otro arte más conectado con la realidad de su tiempo, que influya más y que se deje influir más por la sociedad, que éste del arte andaluz”.

La ONCE y la Federación Andaluza de Cultura para Ciegos (FACUC) han organizado esta Bienal en colaboración con Caja Granada, el Consorcio del Milenio del Reino de Granada y la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía a través del Instituto Andaluz del Flamenco.

En definitiva, una noche más de embrujo y duende para Granada, pero una noche extraordinariamente especial para los ganadores de esta cuarta edición que vuelven a poner el listón del arte integrado a niveles muy altos por su calidad artística. La próxima cita, 2014. Otra vez en Granada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes

Texto propio tras asistencia al evento y apoyado en la nota de prensa cedida por ONCE Andalucía.

Fotografías cedidas por el gabinete de prensa de la ONCE en Andalucía.

Vídeo del canal de Youtube Prensaonceandalucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s